3 març 2015

El mundo de la literatura y del periodismo despide a González Ledesma

Escritores como Juan Marsé, Jordi Sierra i Fabra o Andreu Martín, el librero y comisario del festival BCNegra, Paco Camarasa, o periodistas, como Luis del Olmo, han despedido hoy a Francisco González Ledesma, considerado uno de los maestros de la novela negra, que falleció la madrugada del domingo.

El funeral por González Ledesma, prolífico escritor y periodista durante más de 25 años, ha congregado a veteranos del oficio de contar historias, sean encuadernadas en libros o publicadas en diarios, como La Vanguardia, donde ejerció la mayor parte de su carrera, y de la que ha habido numerosa representación, como Josep Martí Gómez, Joaquim Roglan o Maria Eugènia Ibàñez.

El escritor Jordi Sierra i Fabra, que homenajeó a González Ledesma al inspirarse en él para uno de sus personajes; o el novelista Andreu Martín, premio Pepe Carvalho 2011, un galardón que se concedió a González Ledesma en su primera edición, se han acercado hoy al tanatorio de Sant Gervasi para despedir a su amigo, con quien compartieron el 'boom' de la novela negra.

También han asistido editores como Emili Rosales, del Grupo Planeta, o Joaquim Palau, director de RBA; y, en representación de la Generalitat, el presidente del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA), Carles Duarte, o el presidente del Espanyol, Joan Collet, que han dado su pésame a la viuda y a los hijos del fallecido, el periodista Enric González y sus hermanas, María Victoria y Gloria.

Su hijo, Enric González, que practica el periodismo desde los diecisiete años y que tras ser corresponsal en diferentes países en la actualidad firma una columna en El Mundo, ha dicho durante la ceremonia que su padre era aquel hombre "capaz de soñar mundos infinitos", de trabajar duro y de "hacerles felices, incluso en circunstancias difíciles".

"El corazón tiene recuerdos que el cerebro olvida": palabras que González Ledesma puso en boca de su personaje el inspector Méndez, en el último libro de la saga policíaca "Maneras de morir", y que hoy ha recuperado su amigo y compañero de radio Fernando Rodríguez Madero durante el funeral.

En su lectura, Rodríguez Madero ha ensalzado la cara más humana del escritor, por su "generosidad, prudencia y cariño que desbordaba", y se ha despedido de todas las máscaras que tomó durante su trayectoria, bajo los pseudónimos de Silver Kane, Enrique Moriel, Taylor Nummy, Silvia Valdemar, Rosa Alcázar y Fernando Robles.

La Vanguardia, 3 de marzo de 2015