6 set. 2007

González Ledesma gana primer Premio Novela Negra RBA

El escritor barcelonés Francisco González Ledesma ha ganado hoy la primera edición del premio por una nueva entrega de su personaje más popular, el comisario Méndez.

ADN.es
Una novela de barrio, presentada a concurso bajo el seudónimo de Paco Miralles, tiene como punto de partida un suceso ambientado en el pasado, en los años 70, cuando dos ladrones atracan un banco y en su huida matan a un rehén, un niño de corta edad.
La acción narrativa comienza en la Barcelona actual, en la que uno de los atracadores muere asesinado, mientras el otro, temiendo por su vida, decide adelantarse y matar al seguro vengador, el padre del niño muerto.
En esta espiral de violencia irrumpe el singular policía, Méndez, medio jubilado y de métodos poco ortodoxos, que con su intervención decisiva resolverá el caso.

Un Mendez perfecto

En el texto ganador del RBA de novela negra se encuentran muchos de los ingredientes habituales de los libros de género de González Ledesma: humor ácido, frases cortas, fugaces puntos y aparte, diálogos y descripciones justas y, en palabras de la portavoz del jurado, Soledad Puértolas, "un estilo muy depurado, ágil y fluido".
Para Puértolas, el acierto de esta novela, que suscitó "la total unanimidad del jurado", es su capacidad para "recoger unos ambientes de la ciudad, hasta el punto de que la Barcelona que aparece en el libro es casi un personaje protagonista más". La escritora ha calificado la obra de "nuevo costumbrismo".
Puértolas ha elogiado también la capacidad del ganador para presentar un ramillete de "personajes muy bien dibujados", así como de salpicar el texto con "momentos en los que el tiempo se detiene por instantes poéticos".
"Una novela de barrio -añade- confirma asimismo el estatus ganado por Barcelona como ciudad literaria, en este caso una ciudad alejada de la postal turística y cultural, en la que el foco se detiene en los barrios tradicionales".

Nostalgia de un barrio que ya no es lo que era

González Ledesma no puede evitar un cierto tono de nostalgia cuando asegura: "La geografía de mi barrio, el Poble Sec -tantas veces compartido con Joan Manuel Serrat-, es hoy muy diferente, también lo es el barrio chino, que ha perdido incluso su nombre".
También ha cambiado la geografía humana: "Antes al frente de los bares estaban vascos, gallegos, andaluces o catalanes; ahora hay más inmigrantes en el barrio, supermercados indios, latinoamericanos y se está desarrollando una nueva cultura de barrio", agrega el escritor y periodista.
En relación con el tono irónico que atraviesa la novela, el autor comenta: "El humor, habitual en mis novelas, era una forma de supervivencia en la España del franquismo, pero también una consecuencia directa de mi profesión periodística, un auténtica academia de la ironía y el cinismo".
González Ledesma ha exhibido con orgullo que su comisario Méndez le ha proporcionado con el RBA cuatro grandes premios, el Planeta y en dos ocasiones el premio de la Crítica francesa. Éste está dotado con 125.000 euros.

Pata Negra

Desde que publicó el primer libro de la serie en 1983, "Expediente Barcelona", el comisario Méndez ha asomado en las páginas de otros seis libros: "Las calles de nuestros padres", "Crónica sentimental en rojo" (Premio Planeta), "La dama de Cachemira", "Historia de Dios en un esquina", "El pecado o algo parecido" y ahora en "Una novela de barrio".

ADN, 6 de septiembre de 2007