11 jul. 2005

González Ledesma presenta en la Semana Negra de Gijón la nueva aventura del inspector Méndez

EFE

GIJÓN.- Francisco González Ledesma (Barcelona, 1927), abogado, periodista y escritor ha presentado en Gijón 'Cinco mujeres y media', su última novela con nuevas aventuras del inspector Méndez, que sigue trabajando en las calles "de la nueva Barcelona multirracial".
González Ledesma, ganador del premio Planeta 1984 con 'Crónica sentimental en rojo', en la que presentó a este personaje, protagonizó la cuarta jornada del festival de la Semana Negra en el que firmó ejemplares de sus obras y participó en una mesa redonda tras atender a los medios de comunicación en rueda de prensa.
El inspector Méndez, "un personaje al que nadie hace caso y que recibe los encargos de casos fáciles que el convierte en difíciles porque llega hasta el fondo", según González Ledesma, descubre en su última novela, "la nueva Barcelona en la que los inmigrantes han reemplazado a los obreros en los barrios populares y a los que les ha cambiado el carácter".
Méndez mantiene en esta obra su peculiar línea policial de dejar marchar a más delincuentes de los que ha detenido, porque, según el escritor, "cree más en la ley de la calle que en la de los juzgados y porque comprende muy bien el hambre", y avanzó que en este libro su personaje "se enfrenta a un delito que no perdona, la violación".
La violación y muerte de la joven trabajadora Palmira Canadell desencadena una serie de asesinatos y saca a la luz viejas historias de un pasado, el de la Guerra Civil y el del hambre del franquismo en los barrios populares barceloneses, que vuelve para ajustar cuentas.
Para González Ledesma, este libro refleja "la realidad social y el día a día de los barrios de Barcelona", una ciudad a la dijo querer pese a que es "durísima".
El Poble Sec y las calles del Raval siguen siendo el escenario de las peripecias del inspector Méndez pero de trasfondo surge "la nueva Barcelona surgida del Fórum, en la que la especulación inmobiliaria es la nueva cultura empresarial y los matones y las reuniones diarias de un grupo de mujeres en un bar del Raval jalonan la intriga", señaló el escritor y periodista catalán.

Las mujeres, protagonistas

Pero pese a toda esa ambientación, para González Ledesma "las protagonistas de la novela son las mujeres, sus vidas, y sus pensamientos, algo poco habitual en la novela negra, tradicionalmente de protagonistas masculinos".
Ese "olvido" de las mujeres en sus anteriores novelas negras ha llevado a Ledesma a darle protagonismo a una mujer que simboliza a todas la mujeres de los barrios obreros españoles depositarias del sufrimiento de la guerra, "con el marido muerto o en la cárcel y con hijos que mantener, lo que las llevaba a veces a prostituirse en el barrio chino sin dejar de ser amas de casa adorables".
Otra de las razones del interés literario de Ledesma por las historias derivadas de la Guerra Civil es que "aún está metida en la conciencia de la gente, porque muchos de ellos todavía hoy intentan recuperar cadáveres o se habla de hacer un mausoleo de la batalla del Ebro", elementos que demuestran que "este pasado todavía vive, y más en un país sin ajuste de cuentas".
Las ideas y tramas le surgen a González Ledesma "tanto de las historias que ha conocido en sus distintos trabajos como por sus orígenes "humildes" en esos mismos barrios donde recibió "las mejores lecciones de humanidad para escribir".

Más novela social que de misterio

Como muchos de sus colegas presentes en Gijón, el escritor catalán se suma a los que creen que "en la nueva novela negra interesa menos su parte de misterio y mucho más la parte de novela social".
Junto a Ledesma compartió protagonismo en la sala de prensa de la Semana Negra el británico Mark Mills, quien presenta en España 'El crimen de Amagansett' (RBA), una novela que "se sostiene en el choque de dos mundos, uno muy antiguo y otro moderno que convergen en un pueblo de la costa de Long Island (EEUU) donde sus habitantes hablan con acento inglés del siglo XVII y siguen pescando en lugares muy peligrosos como entonces".
Tras alcanzar notoriedad como guionista de cine, con 'El crimen de Amagansett', publicada hace escasas semanas en español, Mills ha obtenido en Estados Unidos y el Reino Unido un amplio reconocimiento de la crítica y el público.
"Se trata de un pueblo como congelado en el tiempo", dijo el autor, que agregó que la historia le interesó tanto que lo que comenzó como un proyecto de guión para el cine se convirtió en una novela en la que dos asesinatos sirven como punto de enlace entre esos dos mundos que conviven en el presente".

El Mundo
, 11 de julio de 2005