3 abr. 2009

El escritor González Ledesma celebra con 'No hay que morir dos veces' los 25 años de Méndez

El periodista y escritor Francisco González Ledesma recupera en su nueva novela, 'No hay que morir dos veces' (Planeta), el personaje del policía Méndez, para abordar un pensamiento "fundamental": "Mientras alguien te recuerda no mueres", afirmó hoy el escritor.
La novela reúne "un trozo" de la vida de Barcelona "muy intenso" en una trama que retrata a unos personajes que "no quieren morir del todo", situándo además en el transfondo temas de tanta actualidad como el terrorismo, el aborto, el acoso sexual y la pederastia.
González Ledesma reconoció hoy en la presentación de la novela en Barcelona ciertas dificultades a la hora de tratar estos temas: "No he podido desarrollar más los episodios de la pederastia porque me crispaban", y añadió: "Me produce un asco particular, pero no lo podía obviar porque es algo que existe".
Uno de los personajes víctimas de esa "crueldad" es Sandra, que le llegó "al alma" y al que le hubiera gustado dedicar "más tiempo": "Sandra permitiría crear una novela para ella sola", confesó el autor.
'No hay que morir dos veces' es, en palabras de González Ledesma, "una novela de la que se podrían sacar cuatro", una ciudad "auténtica" metida en la novela. Barcelona, representada en escenarios que van desde el Poblenou a Vallvidera, es también una de las protagonistas de la novela, además de una constante en la literatura del escritor, nacido en la calle Nou de la Rambla, en el corazón del barrio del Raval.
A pesar de la aparición de personajes como los de Sandra o El Conde --"un personaje muy complejo"--, el peso de la trama sigue recayendo en Méndez, que González Ledesma construyó a partir de cuatro policías auténticos que conoció en sus tiempos de periodista.
González Ledesma reconoció que le resulta "tremendamente sencillo" escribir sobre Méndez: "No me cuesta nada porque en cierta manera soy yo mismo". El escritor, que se autodefinió como "el más anticuado de España" se enfrenta en esta ocasión a un "reto", ya que esta es la primera novela en la que Méndez usa el teléfono móvil.
"El móvil es el primer paso para la modernización de Méndez", dijo, y adelantó que en el próximo libro le hará trabajar con el ordenador, "aunque primero debería aprender a hacerlo yo mismo", afirmó entre risas.

González Ledesma (Barcelona, 1927) es uno de los escritores más prolíficos de novela criminal. En 1984, recibió el Premio Planeta por 'Crónica Sentimental en rojo', mientras que en 2005 fue galardonado con el premio Pepe Carvalho a toda su trayectoria.
El escritor se mostró hoy emocionado por el aniversario del personaje que le dio la fama, aunque afirmó divertido: "Hay algo que me inquieta: si Méndez tiene 25 años, yo al menos tengo 30".

Qué, 3 de abril de 2009