7 febr. 2006

Francisco González Ledesma recibe el Premio Pepe Carvalho

El acto de entrega abre el II Encuentro barcelonés de Novela Negra

I.P.

El escritor Francisco González Ledesma (Barcelona, 1927), creador del inspector Méndez, recibió ayer el primer Premio Pepe Carvalho por toda una vida literaria consagrada al género policiaco. Con este acto, celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona, se inauguró el II Encuentro barcelonés de Novela Negra y de Misterio, una cita con la cofradía libresca del crimen que se prolongará hasta el sábado.
El escritor Francisco González Ledesma es uno de los pilares de la novela negra española. El primer Premio Pepe Carvalho, con el que se rinde homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, ha recaído en un autor que conoció bien la censura franquista. Así, en 1948 ganó el Premio Internacional de Novela -fundado por el editor José Janés- con Sombras viejas, un libro que no se publicó en España porque los censores lo etiquetaron de subversivo, rojo y pornográfico. "Me dijeron que no podría publicar nada mientras viviera el Caudillo", rememora el escritor.
Aquella amenaza se cumplió. Tendría que esperar hasta 1977 para ver una obra suya en las librerías, concretamente Los Napoleones, un retrato de la burguesía catalana enmarcado en la Guerra Civil. No obstante, la irrenunciable vocación literaria de González Ledesma -quien también ejerció de periodista y abogado- le llevó a escribir bajo seudónimo diversas novelas que se vendían en los quioscos.
Recibir un premio que lleva el nombre de un personaje de Vázquez Montalbán le llena de orgullo. "Es algo muy especial. Fuimos muy amigos. Lo dos trabajábamos de periodistas y nos teníamos que patear las calles. Además, los dos éramos de izquierdas y habíamos crecido en barrios humildes de Barcelona", explica el escritor, y añade: "Pasábamos muchas calamidades. Creo que eso nos llevó a practicar la novela negra, que yo prefiero llamar novela social. Es un género que analiza el entramado de la ciudad, la realidad de la calle, los entresijos de la política y de la banca". Aunque González Ledesma esquiva la nostalgia, recuerda la época de la transición como un momento importantísimo para la novela policiaca española: "Muchas cosas no se podían explicar en los textos de historia, como la evaporación de la fortuna de la familia Franco, y acababan en las novelas".
Con la entrega del Premio Pepe Carvalho se inauguró ayer el II Encuentro de Novela Negra y de Misterio, una iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona que cuenta con la colaboración de 19 editoriales. En sus actos -que comprenden coloquios, exposiciones y ciclos de cine- participarán, entre otros escritores, Alicia Giménez Bartlett, Lorenzo Silva, Andreu Martín y José Carlos Somoza.

El País
, 7 de febrero de 2006