17 abr. 2007

Francisco González Ledesma cambia de género en su última novela 'La ciudad sin tiempo'

Redacción / EP

El periodista y escritor Francisco González Ledesma cambia de género literario en su última novela "La ciudad sin tiempo", dejando de lado la novela negra para adentrarse en la novela histórica, pero sigue "penetrando en el corazón de Barcelona".
"La ciudad sin tiempo" (Destino) ha aparecido bajo el seudónimo de Enrique Moriel, ya que para el autor esta novela es "un cambio absoluto" en su creación literaria y quería evitar que le encasillasen al aparecer su verdadera identidad.
Este nombre corresponde al personaje protagonista de su primera novela, "Sombras Viejas", en la que el autor depositó "muchas sueños y esperanzas, es un retorno a la juventud perdida". "Moriel forma parte de mi vida, de mis sueños quizá es más auténtico que yo mismo", añadió.
En la Barcelona actual aparece el cadáver de un prohombre de la alta sociedad totalmente desangrado y con unas misteriosas heridas. Mientras en el presente se investiga el misterioso cadáver y una joven erudita indaga en el pasado de su familia, González Ledesma muestra en la novela distintos hechos históricos de la ciudad.
Por ejemplo, la Inquisición, el desarrollo urbano de Barcelona, la lucha contra las tropas de Felipe V, los antros malsanos donde los anarquistas traman sus atentados o la cripta de una naciente Sagrada Familia. Un hecho que aparece que el autor no ha comprobado ha sido el complot contra el plan Cerdà.
González Ledesma (Barcelona, 1927) narra la historia de Barcelona con una serie de secretos, pero todos ellos están documentados, según afirmó el autor. Ledesma muestra la existencia de esclavos a principios del siglo XV, la existencia del Café de les Set Portes, un edificio lleno de simbología masónica o un Gaudí que parecía un vagabundo.
Sin embargo, lo que más llamó la atención al escritor es que Barcelona está edificada encima de muchos cementerios, por ejemplo en la plaza Urquinaona. "La idea de este libro surgió hace 30 años, lo tuve en el subconsciente pero lo olvidé, la versión definitiva la escribí hace dos años", explicó.

TRADUCCIONES Y PELÍCULA.

"La ciudad sin tiempo", de la que ya se publica la tercera edición en castellano con 60.000 ejemplares distribuidos, se traducirá al portugués, francés e italiano y está en negociaciones para verterse al alemán e inglés. El editor de Destino, Emili Rosales, también dijo que productoras de Hollywood están interesadas en llevar el libro a la pantalla grande.La editorial Destino también tiene previsto publicar la novela "Sombras vieja", que no pudo lanzarse en España por la censura, y que en Francia fue un éxito. "Yo no había gestionado la novela en España por razón de pudor, hoy la literatura es más realista", aseguró Rosales.

Siglo XXI
, 17 de abril de 2007