18 abr. 2007

Enrique Moriel soy yo

Francisco González Ledesma se identifica como el autor de 'La ciudad sin tiempo', que fue publicada bajo seudónimo.

Elena Hevia

Ha sido un mercenario de la literatura y lo asume. Francisco González Ledesma (Barcelona,1927), abogado, periodista, escritor y escribidor, confiesa haber pasado penurias económicas en su juventud. De ellas le libró un seudónimo muy fértil, el de Silver Kane, bajo el cual escribió a destajo novelas del oeste de a duro, a razón de dos por semana, durante años y años. En total, más de 400. "Todo lo que sé de la escritura se lo debo a Silver Kane", reconoce. Es por eso que a este autor de novela negra --con una de ellas Crónica sentimental en rojo ganó un Planeta-- no le importa presentarse embozado y enmascarado en las librerías. Podría decirse que le da suerte.
Sin el aval de su nombre, su novela La ciudad sin tiempo, publicada bajo el seudónimo de Enrique Moriel, ha logrado llegar a las tres ediciones y partir como caballo ganador en este Sant Jordi. Su verdadera personalidad se ha revelado oportunamente a menos de una semana de la Diada. "Un fantasma no puede firmar libros y yo lo haré con mi nombre, a menos que un lector me pida que lo haga como Moriel, porque él es más auténtico que yo mismo", explica. Enrique Moriel era, de todas formas, una pista más o menos encubierta para llegar a la resolución del misterio. Ese fue el nombre del protagonista de la primera y muy comprometida novela del escritor, Sombras viejas, que ganó en 1948 el Premio José Janés y fue prohibida por la censura franquista. La buena noticia es que Destino recuperará esa obra primeriza y casi desconocida.
¿Por qué la utilización de seudónimo? "Mi nombre está demasiado ligado al género negro y mi editor, Emili Rosales, consideró que eso iba a despistar mucho al lector porque La ciudad sin tiempo supone un cambio de rumbo en mi escritura". Y es que González Ledesma ha recuperado su vieja vertiente social en una obra que tiene a Barcelona como protagonista.

El Periódico
, 18 de abril de 2007