30 des. 2009

Méndez - Francisco González Ledesma

González Ledesma, F. Méndez. Primera edición Editorial Almuzara S.L., 2006. Esta edición Editorial Almuzara books4pochet, 2009. 192 p. ISBN 978-84-92516-93-3.

Francisco González Ledesma (Barcelona 1926), uno de los principales escritores españoles de novela negra de corte social, es relativamente poco conocido en España. A los 21 años ganó el premio el Premio Internacional de Novela con Sombras viejas, pero su publicación fue prohibida por la censura por “rojo” y “pornógrafo”, lo que le llevó a dedicarse primero a la abogacía y, después, al periodismo.

Más adelante escribió Los napoleones (que también fue prohibida), Las calles de nuestros padres y Expediente Barcelona (finalista del Premio Ciutat de València 1983), publicadas ya con la democracia.

En 1984 consiguió el Premio Planeta por Crónica sentimental en rojo lo que le dio cierta popularidad y muchos ánimos para seguir escribiendo. Expediente Barcelona fue traducida y publicada por la editorial Gallimard, lo que le proporcionó en Francia un prestigio y un éxito muy superior del que goza en España.

Su personaje el inspector Ricardo Méndez aparece por primera vez en Expediente Barcelona (1983) y junto a la propia ciudad de Barcelona, constituye el nexo central de sus novelas. El resto de la serie está formada por los siguientes títulos:
- Las calles de nuestros padres (1984)
- Crónica sentimental en rojo (Planeta, 1984) Premio Planeta
- La Dama de Cachemira (1986) Premio Mystère
- Historia de Dios en una esquina (1991)
- El pecado o algo parecido (2002) Premio Hammett
- Cinco mujeres y media (Planeta, 2005) Premio Mystère
- Méndez (Almuzara, 2006)
- Una novela de barrio (RBA, 2007) Premio Internacional de Novela Negra RBA
- No hay que morir dos veces (Planeta, 2009)
(Información recogida principalmente de Wikipedia)

Méndez, el viejo inspector Ricardo Méndez, hijo de los barrios bajos de Barcelona, eterno principiante que cree más en la verdad de las calles que en la de los tribunales, y que deja escapar a más delincuentes de los que consigue detener. Fracasado, olvidado y tronado, devorador de libros, arrastrando entre coñac y coñac la nostalgia de su antiguo mundo, encandilado por el recuerdo de las mujeres que ya no puede amar. Desengañado, sarcástico, solitario y solidario, rebelde, compasivo y tan humano. Simplemente Méndez. (Editoral Almuzara)

Méndez reúne una serie de 22 relatos cortos. Los que más me han gustado han sido La soledad, El tiempo en las ventanas, La estatua, La soledad gota a gota, Las migas de pan y Engañar a la mujer.

Más información en el blog dedicado a Francisco González Ledesma

El juego está en marcha, 30 de diciembre de 2009