17 jul. 2004

De Petra a Benarés

ENTREVISTA: PROPUESTAS TROTAMUNDOS FRANCISCO GONZÁLEZ LEDESMA

Virginia Galvín

La lista de sus países visitados supera con creces a la de los reyes godos. De ahí que su relato sean retazos de muchas historias que, sumadas, son la vida. Escuchen al escritor, premio Planeta 1984 y padre de una última criatura literaria llamada Tiempo de venganza (Planeta).

Sugiero que seamos prácticos y enumere los lugares que sus pies no han pateado.

Los Emiratos Árabes, Groenlandia y alguna república centroamericana. ¡Ah!, y me falta el oeste de Canadá.

¿Qué ha visto que hayan visto pocos viajeros?

Petra de noche. Fue en una visita de prensa al templo sólo iluminada por antorchas. Fue impresionante atravesar el desfiladero sin luz y descubrir esa mole histórica entre los destellos de los flases fotográficos.

¿Qué peligros ha vivido que pocos hayan vivido?

En los años sesenta, en un viaje al ex Sáhara español subí en un helicóptero marroquí y el Polisario nos ametralló.

Reconfortante. Vayamos a una escapada más frivolona.

Hice varios cruceros de lujo en los sesenta. En uno coincidí con Carmen Sevilla, que rodaba una película y recibía tremendas broncas del director porque se equivocaba mucho.

¿Dónde ha llorado?

En Guatemala, al ver las condiciones en las que la gente tenía que trabajar. También en Benarés, durante una visita con médicos a niños enfermos que morirían sin remedio.

Se aprende más en los viajes duros, ¿verdad?

Sí. En un crucero aprendes a distinguir entre dos vinos, pero en los viajes duros distingues unas cuantas verdades.


El País, 17 de julio de 2004