18 març 2013

Francisco González Ledesma - Peores maneras de morir (reseña)

Bechamel

Muchos años antes, seis décadas, de que las editoriales nos bombardeasen con los trailers de los libros, un siglo antes de que el lanzamiento de una novela vendida al peso llenara las estanterías de un hipermercado, las novelas contaban una historia que le gustaba al lector. En cada página se nos contaba algo, se huía de las digresiones y se optaba por vender historias, nada más y nada menos. Desde el 48 lleva Gónzalez Ledesma en este mundillo. Los que llevamos décadas leyéndole no estamos sorprendidos pero muchos acaban de descubrirle con la novela que hoy nos ocupa.

Decir que ésta es una historia de Méndez y como siempre en Barcelona es suficiente para los fans del escritor. Para la mayoría de la gente el personaje es nuevo y ahí nos centramos. El autor nos va desgarrando página a página con una historia relacionada con la trata de blancas, con la venganza, con la Barcelona de antes y no la de ahora que no deja de ser un escenario de plástico y sin alma.

Méndez regresa por la puerta grande y se va por un lugar que tendréis que descubrir. El autor nos suelta toda la trama y luego la va moldeando con recursos estilísticos y grandes frases para la posteridad. Es una novela con mayúsculas, olvídate del marketing y déjate conquistar por un texto escupido con rabia y maestría a partes iguales. Obligada adquisición.



paperblog, 18 de marzo de 2013