24 ag. 2010

Francisco González Ledesma: Historia de Dios en una esquina

Francisco González Ledesma es uno de nuestros más genuinos y brillantes escritores de narrativa negra. Humor ácido y una mirada escéptica, desengañada y amarga sobre la sociedad son los ingredientes básicos de las novelas protagonizadas por Méndez, su incatalogable personaje.

En Historia de Dios en una esquina (1991) Méndez, gato viejo y solitario, siguiendo su propio instinto, aplicando su particular concepto de la ley, persigue a los asesinos de una niña que había sido secuestrada. Por una vez, cambia las esquinas del barrio chino de Barcelona, paraíso donde cultiva su nostalgia, por los lujosos salones del Hotel Palace de Madrid, poblados de oligarcas y matones. Pero no es suficiente. Para aclarar los enigmas del caso, para lograr algo de justicia, Méndez, nuevo Hércules Poirot, tendrá que gastarse todos sus ahorros en un crucero por el Nilo en el que, ¿cómo no?, se suceden los asesinatos a su alrededor.

"Méndez se daba cuenta, con creciente horror, de que estaba en un país islámico, es decir, un sitio donde no podría pedir un ron y ni siquiera algo tan inocente como unos pies de cerdo amenizados con un par de botellas de gandesa. No sobreviviría."

Francisco González Ledesma: Historia de Dios en una esquina, RBA, Serie Negra, 2008.

Elemental, querido blog, 24 de agosto de 2010