11 març 2010

La ciudad sin tiempo, por Enrique Moriel

Marta Vives, joven ayudante del abogado Marcos Solana, trabaja en el esclarecimiento de la misteriosa muerte de un prohombre de la alta sociedad barcelonesa actual. A lo largo de la investigación, Marta no sólo deberá lidiar con las oscuras fuerzas que tienen que ver con el siniestro, sino que se verá implicada en la pugna que a lo largo de los siglos su familia ha mantenido con otra estirpe antigua de la ciudad, los Masdeu.Acudirá a su encuentro un inquietante narrador surgido de los bajos fondos de la Barcelona medieval, perseguido por la Inquisición, abanderado del pueblo, y cuyo rostro reencontramos en momentos decisivos de la historia de la ciudad. Marta y este espíritu maldito nos acompañan en una fascinante búsqueda, a través de luces y sombras, que el fugitivo plantea así: ¿qué prueba tenemos de que en el combate entre el Bien y el Mal, entre Dios y el Diablo, ganó el primero?

Bajo esta premisa, me embarqué en la lectura de este libro de Enrique Moriel, un autor del cuál no conocía nada (ni sabía de su existencia).
Cuando profundizas un poco más (con algo de investigación), uno se entera que es el seudónimo de otro escritor muy conocido en el mundillo literario español: Francisco González Ledesma.
En esta ocasión, Ledesma prefirió usar otro nombre, para que no encasillaran su nueva novela en el género habitual en él: la novela negra. Y es que esta es más del género Histórico, con algo de fantástico.
Sin embargo, una vez terminada su lectura, me he quedado frío, desilusionado, ...o más bien, cabreado. Por que este es el típico libro que una vez terminas de leer el último capítulo, lo primero que piensas es: ¿eso es todo?, ¿se acabó?, ¿y que pasó con..?
Odio estos libros que te dejan con una sensación de tiempo perdido...
El libro consta de dos tramas bien diferenciadas, que a su vez tienen nexos en común, lo cuales te invitan a pensar (y a desear) en el desenlace final cuando se aclare todas conexiones entre los dos argumentos.
Por una parte está la historia de Marta Vives, Marcos Solana y el asesinato en la Barcelona actual, la cual es insufrible, pesada, y totalmente desechable.
Pero por otro lado, nos encontramos con la impresionante historia del Inmortal, por el cual, a partir de sus vivencias, se nos describe un tapiz de la historia de Barcelona, a lo largo de los siglos: las murallas con el río (que hoy en día son Las Ramblas); la absorción de pueblos por la urbe (Gracia, Sarriá, Sants…) que ahora son barrios de la misma; esclavos en la ciudad a principios del siglo XV, las ejecuciones de la Inquisición, la semana trágica... etc.
Y es esta otra parte, la que te engancha y te hace querer saber más, pero no basta para que yo me sienta capaz de recomendarle este libro a alguien, porque como ya dije antes, el final, no te aclara nada.
Es más, hay personajes importantes en la trama, que a mitad del libro desaparecen, y ya no se sabe nada más de ellos.
En fin, lo dejo a vuestra libre elección..., pero estáis advertidos.

FansWorld, 11 de marzo de 2010