3 des. 2008

"Una novela de barrio"

En alguna ocasión he comentado que me gusta la lectura y especialmente la novela policiaca tambien llamada novela negra, quiero que quede constancia que no soy una experta ni nada por el estilo, leo y despues de acabar un libro no recuerdo los nombres de los protagonistas o el del autor eso me pasa a menudo, soy un desastre. Recientemente he leido "Una novela de barrio" de Francisco Gonzalez Ledesma, anteriormente y del mismo autor leí allá por los años ochenta (en el siglo pasado, jajajaja que vieja soy) "Cronica sentimental en rojo" que fue premio Planeta y en este último año "Cinco mujeres y media". Me gusta este escritor porque describe "sus" barrios como si fueran vivencias de un pasado entrañable y triste a la vez y a la mayoría de sus personajes con una ironía tierna y amarga. Su descripción de los barrios bajos no tiene desperdicio, descreido de la justicia y la política y sarcástico con el "supuesto" progreso. El protagonista de estas tres novelas es el comisario Mendez, no se hagan ilusiones, Mendez no es un policia corriente ni normal, es un viejo policia iniciado con el franquismo que hacía la vista gorda ante republicanos, putas y "gente de mal vivir", que siempre tiene una mano para ayudar a expresidiarios e hijos de la calle, que saca información en bares de mala muerte en definitiva que es un grano en el culo para toda la brigada policial.
En el club de lectura de la biblioteca se comentará esta obra y asistirá su autor, motivo por el cual he buscado su biografía y bibliografía, interesante si mas no aunque no entraré en detalles, para eso ya está Internet. Resulta que yo he leido tres novelas pero Gonzalez Ledesma ha escrito alrededor de quince, no todas de la serie Mendez.
Desde aquí prometo que buscaré y leeré alguna más en especial "Sombras viejas" novela que escribió en 1948 y que la censura prohibió.
Y para acabar quiero dejar aqui un par de frases extraidas del libro "Una novela de barrio":
"gente sencilla a la que todas la revoluciones incluida la nacional sindicalista prometieron salvar, sin que hasta el momento se haya producido novedad alguna"."las viejas rameras que le contaban a Ud. su vida han muerto, han vuelto a sus pueblos, se han casado con una compañera de profesión o son diputadas del congreso".
Después de la reunion o coloquio con el señor Gonzalez Ledesma espero poder comentar como ha sido y que ha explicado.

Nelva, 3 de diciembre de 2008