3 jul. 2003

González Ledesma

Título: El pecado o algo parecido
Editorial: Planeta
Precio: 18 euros Páginas: 423


Santos Sanz Villanueva

La Semana Negra de Gijón de este año ha concedido su ya prestigioso premio Hammett a El pecado o algo parecido, una buena novela criminal con la que se reconoce, por fin, el mérito de uno de los cultivadores españoles más veteranos e importantes del género, Francisco González Ledesma.
El argumento, denso, tiene un comienzo muy original: un caballero honorable muere en una casa de citas y para evitar complicaciones lo bajan a la calle y lo sientan en un banco de la plaza. Aparecen dos curas, toman al difunto como si estuviera dormido, lo meten en un coche y se lo llevan. Luego, se encadenan las actividades delictivas, se intensifica el suspense, y el autor, por medio de un policía un poco excéntrico, Méndez, resuelve un puñado de casos complicados con una voluntad testimonial: el dinero, el poder y el sexo tienen la culpa de los males de una sociedad como la nuestra, bárbara e inmoral. De este modo, esta novela comprometida alcanza el valor de un alegato social muy duro.Lectura interesante por su fondo y entretenida por su anécdota.

El Mundo
, 3 de julio de 2003